Nueve años de prisión para el conductor de la lancha que mató al hijo de Storani en Tigre

17/11/2023 17:19:25 | 616 LECTURAS | POLICIALES

El hecho por el que se juzgó a Torres Lacal ocurrió el 31 de marzo de 2016.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 1 de San Isidro condenó hoy en fallo unánime a 9 años de prisión a Pablo Torres Lacal por el delito de "homicidio simple con dolo eventual" a raíz de la muerte de Manuel Storani, hijo del dirigente radical Federico Storani; la madre del niño y otro hombre, en un choque de lanchas ocurrido hace siete años en el delta del partido bonaerense de Tigre.

Según informaron los magistrados en su veredicto condenatorio, el imputado no quedará detenido por ahora sino que permanecerá en libertad hasta que quede firme el fallo en el Tribunal de Casación de la Provincia de Buenos Aires.

El hecho por el que se juzgó a Torres Lacal ocurrió el 31 de marzo de 2016 cuando Manuel Storani, de 14 años, viajaba junto a su madre, María de los Ángeles Bruzzone, y otras cuatro personas en una lancha que -cerca de las 23- fue violentamente embestida por otra embarcación conducida por el imputado.

Como consecuencia del choque en el Canal Vinculación, murió Manuel, su madre y Francisco Javier Gotti, que viajaba en la lancha conducida por Torres Lacal.

La decisión del Tribunal se sustentó a partir de que las pruebas recogidas mostraron que "la conducta asumida por Torres Lacal traspasara el ámbito de la imprudencia, para convertirse en un hecho doloso", sostuvo el fallo, cuya lectura empezó pasadas las 13.40 con decenas de amigos y familiares de las víctimas en los tribunales de San Isidro.

"La primera sensación es de alivio. No puedo estar contento jamás, porque nadie me va a devolver la vida ni de Manuel, ni de Angeles; y tampoco me gusta que haya personas que sean privadas de la libertad, por una cuestión ideológica, pero tiene que haber un nivel de responsabilidad en el funcionamiento de las instituciones para que la sociedad mejore su calidad", sostuvo Federico Storani tras conocerse el fallo.

Desde el mediodía, amigos y familiares de Manuel empapelaron la entrada del tribunal a la espera de la sentencia con fotos de las víctimas y carteles que decían "Más de 7 años esperando, justicia x Ángeles y Manu".

Los jueces argumentaron en el veredicto que Torres Lacal, de 55 años, "administró un riesgo sumamente amplio con su accionar, en plena conciencia y conocimiento de sus actos, y habiendo sido advertido, momentos antes, de un posible desenlace como el que finalmente ocurrió, por un empleado de la estación de servicio donde previamente el acusado había concurrido a cargar combustible a altísima velocidad".

"Estoy muy conforme, estoy muy agradecido con el tribunal. No sé mucho de leyes pero que haya sido unánime quiere decir que este muchacho mató a mi hermana y a Manuel. Después de siete años y medio sigo con la misma sensación de cuando me llamaron por teléfono para avisarme lo de mi hermana", dijo a Télam Javier Bruzzone, hermano de Ángeles, quien estaba muy emocionado y con lágrimas en los ojos.

Más de 100 personas se concentraron en el hall de los tribunales y cuando se conoció la condena se escuchó un grito al unísono de "vamos" que resonó hasta el interior de la sala de audiencias.

El proceso de juicio oral comenzó el 2 de octubre pasado, siete años y medio después del hecho.

"Fue un juicio muy largo, fue revivir muchas emociones pero se hizo justicia. Que la persona que es responsable de la muerte de nuestro amigo fuera condenada es muy importante", aseguró a Télam Martín Rossi, compañero de colegio de Manuel.

Para finalizar su fallo, los magistrados trajeron a colación la cita del prestigioso doctrinario Rolf Herzberg para justificar su decisión: "Respecto del dolo, no se trata de que el autor haya tomado en serio un peligro que ha reconocido, sino de que haya reconocido un peligro que debe ser tomado en serio", explicaron los jueces Alberto Ortolani, Sebastián Hipólito Urquijo y Gonzalo Aquino en la resolución.

"Nosotros necesitábamos el dolo eventual no por una cuestión de venganza, sino porque sentíamos realmente que la conducta no había sido de descuido sino de desprecio total por la vida ajena", afirmó Constanza Storani, hermana mayor de Manuel, que llevaba en su pecho un pin con la foto del niño y de Ángeles.

"A Manu nadie lo va a traer, pero sí podemos traer algo de paz sabiendo que hicimos lo que teníamos que hacer, teníamos que hacer visibilizar este tipo de conductas que llevan a una destrucción familiar y social que es imposible de poner en palabras", aseguró mientras tenía en la mano una cigüeña de peluche que su hermano le regalo a su hija y agregó que "ahora vamos a poder ir al cementerio a decirle a Manu que por fin se hizo justicia".

En la audiencia de los alegatos, realizada el 9 de octubre, el fiscal Diego Callegari había pedido una pena de 12 años de prisión de cumplimiento efectivo por el "triple homicidio simple con dolo eventual", mientras que la defensa -compuesta por los abogados Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmieri- había solicitado la absolución del imputado al considerar que "no hay una sola prueba directa".

Después de la lectura del veredicto, el abogado de la querella, Carlos Acosta explicó a Télam que el Tribunal Superior de Casación tiene que confirmar la sentencia, lo que "puede tardar meses o años".

Por su parte, Maximiliano Rusconi, abogado de Torres Lacal confirmó a Télam que desde la defensa van a apelar la sentencia ante el Tribunal de Casación.

“Vamos a interponer recursos de casación, ese fallo no va a quedar firme. Creemos que si se hubieran seguido las pruebas producidas durante el debate era evidente que no había ninguna posibilidad de imputar los homicidios, ni de modo imprudente ni doloso a Torres Lacal”, aseguró el defensor.

“Iremos a discutir esta decisión en la instancia de casación. Es muy difícil que los jueces administren justicia con independencia de criterio cuando hay tanta presión mediática. Hoy, por ejemplo, antes del veredicto se hizo presente el fiscal general, que eso es más entendible junto con el fiscal de juicio, pero también el intendente Posse”, explicó.

Sobre Gustavo Posse, el intendente de San Isidro, se preguntó "¿qué tiene que hacer al lado del Ministerio Público Fiscal? Es algo que no tiene explicación en una república, más allá del dolor de la tragedia. Las autoridades de los demás poderes tienen que ser muy respetuosas de la decisión judicial, acá nos ha sorprendido la presencia de Posse en el veredicto. Realmente, nos llama mucho la atención, no es un buen mensaje para una República”, concluyó.

Mientras, el imputado aguardará en libertad pero no puede salir del país, ni ausentarse de su domicilio más de 24 horas, salvo previa autorización por parte del Tribunal.(Telam)