Manes dijo que sería “bárbaro” sumar a Schiaretti-Urtubey: “Con lo mismo de 2019 no vamos a ganar”

25/01/2023 16:09:29 | 141 LECTURAS | POLICIALES

El diputado de la UCR llamó a integrar al gobernador cordobés y al exmandatario salteño a la coalición de Juntos por el Cambio. En cambio, se mostró distante de Milei.

El diputado radical Facundo Manes aseguró que “no está en discusión” su participación dentro de Juntos por el Cambio (JxC), pero cuestionó el rumbo de la coalición. “Con lo mismo no vamos a ganar, en 2019 perdimos”, comentó.

“En 2015 fue una coalición para enfrentar al kirchnerismo, ocho años después no podemos ir con eso solo”, dijo y llamó a captar a “los sectores populares” porque “no se puede transformar el país con el 50 por ciento de pobreza sin los sectores populares”.

Al respecto, aseguró que el “kirchnerismo está agotado” y dejó abierta la puerta a la posibilidad de iniciar negociaciones electorales con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y el exmandatario de Salta, Juan Urtubey, que recientemente lanzaron su fórmula electoral. “Toda la gente que quiera incorporarse a la oposición son bienvenidas siempre y cuando sean honestas, tengan gestión y quieran un país moderno, sería bárbaro que vengan a la coalición”, afirmó.

Críticas a sus pares de Juntos por el Cambio
En declaraciones radiales, el dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR) volvió a mostrar sus diferencias con las diversas corrientes que integran a la oposición. “Hay halcones en la coalición opositora que piensan que hay que ir con un tanque pasando por arriba a todos los lo que no piensan igual”, cuestionó y agregó que “después están los moderados que tienen eslóganes vacíos y mucha publicidad oficial”.

“Luego estamos nosotros que queremos que el radicalismo se modernice, llegue a los jóvenes, se amplíe y que no sea segundo del PRO, que luche por liderar la coalición opositora y que le hable a los sectores populares, porque la UCR es un partido popular”, apuntó. “En la última elección nacional el radicalismo tuvo líderes que representaron casi el 50% de todos los votos de Juntos por el Cambio”, analizó e indicó que no necesita “ir a la playa con cuatro fotógrafos”.

Distancia sobre la posibilidad de sumar a Milei
Manes se mostró distante de la posibilidad de sumar a Javier Milei, referente de La Libertad Avanza, expresó que “todas las dirigencias son bienvenidas, pero hay ciertos límites” y comentó: “Somos una fuerza progresista, es decir, liberal en lo económico y promercado, pero también creyendo que el Estado, que hoy colapsó en la Argentina, es necesario para la salud, la seguridad, contra el narcotráfico y la educación, se puede ganar una elección y después no se puede gobernar”.  

“El país está bloqueado políticamente”
Manes también cuestionó la falta de actividad del Congreso de la Nación, que entre marzo y diciembre de 2022 solo sancionó 36 leyes, la cifra más baja desde el regreso a la democracia en 1983 y lejos de las 108 normas que, en promedio, se sancionan en años electorales. “El país está bloqueado políticamente, es el mayor problema que tiene la Argentina hoy, no funciona el Congreso, el Gobierno avasalla la Justicia y la sociedad está dividida, y la sociedad está divorciada de la dirigencia”, manifestó.

“Hay una corporación que saca beneficios de este bloqueo, pero el pueblo no, la grieta le conviene a algunos y yo estoy decidido para que nuestros valores y acciones, que son los de la mayoría de la sociedad argentina, pueda transformar a nuestro país porque así no va más esto”, criticó el neurocientífico y añadió que “la corporación política existe para protegerse a sí misma, defender su propia supervivencia” y denunció “un status quo que no quiere gente nueva que mira para delante”.

Por último, hizo un duro diagnóstico sobre las nuevas generaciones. “Los chicos de clase media- alta se están yendo del país y los chicos de clases más vulnerables se están yendo de la democracia. Hay un 70% de chicos de clases vulnerables que no creen en el sistema”. Sin embargo, baticinó “una década maravillosa en prosperidad” si se “invierte en una revolución educativa, científica y tecnológica”, se “destraba la política de la grieta” y se consolidan “nuevos liderazgos”.

NA