El Frente Renovador prepara su congreso partidario y le pedirán a Massa que recupere su perfil histórico

21/06/2022 22:02:26 | 242 LECTURAS | POLITICAS

Un sector del massismo considera que el líder partidario debe alejarse de la balacera entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández.

Varias veces postergado por distintas circunstancias, el Frente Renovador se encamina finalmente a celebrar su Congreso partidario el 15 de julio en Mar del Plata. "La Feliz" será el escenario donde la dirigencia del massismo se aglutinará para revisar el posicionamiento de la fuerza política en el marco de la coalición gobernante, que se encuentra erosionada por los constantes tironeos entre el kirchnerismo y el albertismo.

Desde algunas líneas internas buscan aprovechar ese ámbito para solicitarle al líder del espacio, Sergio Massa, que abandone el rol que le adjudican de árbitro moderador y componedor entre esas dos vertientes del Frente de Todos porque al colocarse en esa zona de mediación queda expuesto a las balas que se disparan de uno y otro lado. Consideran no debería someterse a ese desgaste permanente porque de esa manera pierde protagonismo político. Las esquirlas de esa grieta dejan marcas también en el Frente Renovador, suponen las fuentes consultadas por NA. 

En ese sentido, le exigen al titular de la Cámara de Diputados que se aleje de la balacera en la que cual se encuentran involucrados los dos principales socios de la coalición, y reperfile su rol dentro de la alianza oficialista, ya que debe preservar su figura si tiene intenciones de ser protagonista estelar en las elecciones del año que viene.

"Hay un cansancio de muchos dirigentes que lo ven a Massa sometido a un desgaste innecesario en esto de buscar la unidad y resignando un poco lo que es el posicionamiento personal, que es lo que cualquier dirigente del Frente Renovador anhela para Sergio en 2023", afirman. 

"Se tira del mantel y Massa se ocupa de que no se rompan los platos. Está en su impronta y forma de ser, es un gran generador de consensos pero esa es una tarea agotadora. Lo que planteamos es quizás sobrevolar un poco el tema coyuntural y meternos más de lleno en los temas que le importan a la gente", agregan.

Al respecto, sostienen que "el sentido del Congreso del Frente Renovador es para decirle a Sergio 'no te olvides del posicionamiento personal tuyo que es lo que venimos trabajando desde 2013 porque estás quedando sometido al desgaste de la pelea entre Alberto y Cristina’".

En este sentido, una vertiente del Frente Renovador va a utilizar la tribuna del Congreso partidario "para pedirle a Sergio retomar los temas que siempre fueron bandera del Frente Renovador y encontrarnos en un lugar donde nos podamos ver con dirigentes de las provincias, intercambiar miradas y hacer un análisis del contexto actual de la política de argentina".  

No obstante, aclaran que el Congreso no está planteado ni como una terapia grupal ni como un retiro espiritual al estilo de los que realizaba Cambiemos cuando era gobierno. 

"Tiene que ver con parar la pelota y pararnos sobre nuestras propias miradas. Quizás en pos de mantener la agenda parlamentaria que es un trabajo agotador que hace Sergio, nos aleja a veces de la agenda nuestra que es la agenda de las pymes, de la producción, de la clase media", analizan desde un sector del massismo.

La dirigencia "renovadora" del interior del país lo ve a Massa descuidando el territorio, aunque lo justifican por lo demandante y agotador que es el trabajo parlamentario, que no deja tiempo físico para otros quehaceres. De todos modos, buscan es que el ex intendente de Tigre vuelva a "caminar el territorio, que es lo que verdaderamente le sienta mejor a él". 

No obstante, esta presión -aclaran- no va en línea con un supuesto anhelo de que Massa rompa con el Frente de Todos, ni mucho menos, porque es desde esa plataforma donde desean que cimiente su carrera presidencial. "Pero sí se le pide que rompa con esa telaraña (de la interna entre los K y los albertistas), que no le deja ver a dos metros para adelante", resaltan. 

"No se pone en juego de ninguna manera la unidad. Para nosotros es inamovible llegar juntos en 2023. Pero sí es parar la pelota, cambiar de aire, y hacer un replanteo para reperfilarnos en función de instalar cosas nuestras del Frente Renovador", insisten. 

Las fuentes consultadas no confirmaron ni descartaron que el tema candidaturas vaya a ser parte de la agenda del Congreso partidario. "Agenda abierta", contestaron. 

"Para nosotros siempre fue presidenciable Massa. Lo elegimos en 2015. Ha pasado mucha experiencia por su vida, se ha consolidado en muchos sentidos. Está super preparado. Después cómo se eligen las candidaturas en el Frente de Todos se verá. Es el candidato natural del Frente Renovador", aseveraron. 

Desde las bases del Frente Renovador también desearían que Massa y el partido tenga "más injerencia en las decisiones" del Gobierno, un reclamo análogo al que le hace el kirchnerismo a Alberto Fernández, sin éxito.

Desde el Congreso, Massa pudo alumbrar una agenda económica vinculada directamente al bolsillo de la clase media con el adelantamiento del ajuste del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias para trabajadores en relación de dependencia en una primera instancia, y luego para monotributistas y autónomos. Eso lo anotan como un trofeo propio del Frente Renovador, pero no quieren que los pergaminos queden reducidos a algunas conquistas parlamentarias sino que ese reconocimiento también se traduzca en espacios concretos de poder en el Ejecutivo.

Con el kirchnerismo también el Frente Renovador comparte críticas hacia la gestión económica, aunque desde un ángulo diferente. Para Massa, no hay en el Gobierno una coordinación alineada entre el Banco Central, el Ministerio de Economía, la AFIP y la Dirección General de Aduanas. Para él, cada una de esas partes interpreta una partitura distinta descoordinada del resto y no se ensambla en una melodía armoniosa y coherente. 

NA