"¿Quienes tienen que garantizar el derecho a la educación?": Suteba le responde a Bassi y a Bordoni

05/03/2020 20:21:25 | 785 LECTURAS | POLITICAS

Luego de expresiones vertidas por ambos funcionarios.

Desde el sindicato de trabajadores de la educación Suteba Tornquist, repudiamos públicamente los dichos del Concejal  Sebastián Bassi y el Intendente de nuestro distrito, Sr. Sergio Bordoni en ocasión de dar inicio a las sesiones legislativas para este año, en la que no escatimaron descalificaciones hacia el sector docente que “hace huelgas”, desconociendo derechos largamente conquistados por la ciudadanía argentina plasmados desde el artículo 14 bis de la constitución en adelante. Los dichos de ambos funcionarios son ofensivos, y además irresponsables, contra un sector de trabajadores y trabajadoras que han puesto el cuerpo históricamente al servicio de la educación pública, y entendemos que deben rectificar públicamente sus palabras.  

Cuando el Sr. Bassi habla de garantizar el derecho a la educación, nosotros queremos recordarle a él, que las expresiones volcadas en medios televisivos, y con pauta estatal, efectuadas por la Sra. Vidal durante su gobernación, así como las de otros funcionarios de la gestión de Cambiemos a nivel nacional (fuerza política a la que él y el Intendente Bordoni representan), han demostrado el profundo desprecio por la educación pública, y su falta total de responsabilidad para con el derecho a la educación.

Por si hace falta hacer memoria, nos interesa señalar que el gobierno de Cambiemos, suspendió la paritaria nacional en el año 2017, vulnerando un derecho constitucional que tiende a la equidad entre las provincias y que pone el acento en la responsabilidad del Estado Nacional de garantizar el derecho a la educación. También es oportuno mencionar, que la DGCYE durante la gestión de Vidal, jamás recibió a los sindicatos docentes en sus oficinas de la Plata, a la cual los sindicatos nucleados en el FUDB acudimos innumerables veces en momentos de elevar consultas y reclamos. Fuimos invariablemente atendidos a puerta cerrada y a través de un empleado de seguridad, al tiempo que sobraron las persecuciones, difamaciones y amenazas para con nuestros dirigentes sindicales. Nos resulta interesante contrastar esta actitud con la de los funcionarios nacionales y provinciales de la entrante gestión provincial y nacional, y nos alegra saber que el Sr. Intendente Bordoni, ha sido recibido y escuchado en las oficinas y secretarías relevantes a sus diligencias municipales, y hasta por el mismo gobernador Axel Kicillof, circunstancia que nunca sucedió entre la Sra. Vidal y los sindicatos docentes en los cuatro años de su mandato.

Muy por el contrario, la Sra. Vidal llevó adelante una campaña mediática dirigida a deslegitimar la tarea docente y a desacreditar sus reclamos. Al tiempo que nunca recibió a los gremios de la educación, sí tomó medidas que atentan directamente contra el derecho a la educación: propuso contratar “voluntarios” para suplantar a los docentes que hicieran paro,  impulsó con recursos ministeriales desde la DGCyE una campaña de desafiliación masiva a los sindicatos, entregó premios monetarios a aquellos docentes que no hicieran paro, llevó adelante amedrentamientos a directivos y docentes a través de sumarios,  su gestión intentó recortar en un 30% la formación técnica y agraria, cerró cursos enteros y jardines rurales, dejó libre al abandono a muchísimas escuelas en cuestiones de infraestructura, realizó ajustes y recortes presupuestarios en programas educativos, infraestructura y material didáctico, redujo las partidas del Servicio Alimentario Escolar (SAE), eliminó los programas de coros y orquestas provinciales, con recursos estatales inauguró un 0800 para recibir “denuncias” a docentes, descontó los días de paro, a pesar de estar violando un derecho constitucional, persiguió a jueces que fallaron a favor de los docentes en sus reclamos, incumplió acuerdos paritarios, dejó cesantes a miles de docentes y podríamos seguir.

A nivel local,  bajo la gestión de su jefa distrital, hemos sido testigo de la proliferación de restricciones para el ingreso de representantes sindicales a las escuelas en el distrito, vulnerando garantías del derecho laboral, además de persecuciones de orden ideológico y político. En Diciembre de 2016 se presentó una nota a Jefatura distrital pidiendo la confirmación del Comité Mixto Distrital  para dar cumplimiento a la Ley Nº 14226 Y Decreto Nº 14/11 que garantiza y legitima espacios participativos sobre salud y seguridad en el trabajo público, y a pesar de contar con dos especialistas en el distrito, jamás se cumplió con lo establecido legalmente, lo que demuestra el poco compromiso con la educación  pública de la gestión de Cambiemos.

Entonces les recordamos al Sr. Bordoni y al Sr, Bassi, que la máxima responsabilidad de garantizar el derecho a la educación no es del sector docente, sino del Estado, que debe proveer a través de las gestiones de gobierno, que todos los actores sociales involucrados cumplan con su función dentro de un marco ciudadano de promoción de derechos. El sector docente debe percibir salarios acordes a la tarea y responsabilidad requerida, se debe contar con recursos pedagógicos pertinentes, así como condiciones de seguridad e higiene adecuadas, que permitan al alumnado aprender, y al plantel docente enseñar. Parece que es necesario recordarles al Sr. Bassi y al Sr. Bordoni, que dos trabajadores de la educación perdieron la vida cumpliendo con su tarea, a pesar de las altamente riesgosas condiciones de seguridad laboral en que se encontraban y que fueron denunciadas a la gestión de la Sra. Vidal, quien nunca atendió estos reclamos, ni tampoco se ocupó de hacer algún acto reparatorio por lo sucedido. Muy por el contrario, dejó sin clases a miles de alumnos y alumnas del distrito de Moreno durante más de dos meses, por no resolver los puntos básicos de seguridad e higiene.

Si el foco está puesto en los “trastornos” que ocasionan las huelgas docentes a las familias, como expresó el Sr. Bassi, entendemos: primero, que una educación pública que responda a un proyecto de país, es lo de menos, lo importante es tener una guardería para la infancia. Y segundo, que quienes tienen la responsabilidad de asegurar que las familias no padezcan “trastornos” es el cuerpo docente, conformado en su gran mayoría por mujeres, de las cuales muchísimas son madres, y en muchos casos jefas de hogares monoparentales. Por tanto concluimos que, de acuerdo a los dichos del Sr. Bassi, ese sector por demás vulnerable y vulnerado, debería ser el encargado de sostener la educación pública, y además evitar ocasionar “trastornos” a las familias. Cuando El Sr. Bassi habla de “asegurarle el alimento a la gente” ¿a qué gente se está refiriendo? Evidentemente no a los trabajadores y trabajadoras de la educación.

Por último, nos interesa señalar, que la devaluación, la inflación, el desempleo y el endeudamiento y consiguiente fuga de capitales, a que fue sometida la ciudadanía argentina incluido el sector docente, en los cuatro años de gestión de Cambiemos, no es una circunstancia escindida de un proyecto político. De la manera en que es mencionada por el Sr. Bassi y el Sr. Bordoni, la crisis por la que estamos transitando las y los argentinos, parecería ser obra de una naturaleza azarosa y despiadada,  y no de un diseño intencional.

Suteba Tornquist - Junta Promotora