Carta de lectores

09/06/2019 15:17:23 | 1051 LECTURAS | LECTORES

Escribe Dr. Jose Carlos Corbatta.

Desde lo alto de nuestras Sierras se observa todo un Pueblo que camina por la vereda bulliciosa, llena las calles y se dispersa en cada Hogar. Ya en cada casa, Familias de Trabajadores cuestionan el destino de la actual política del gobierno. De manera transversal, analizan la situación del País, de la Provincia y del Municipio en particular. Pensando en la Patria Chica murmuran nombres y en cada casa surge la mística y en otras más la Militancia que le ponen Nombre y Apellido.- 

El “Anhelo” se aproxima, más al rato, deja un hilo tan delgado y resistente como la telaraña. Nos atrapa la esencia que despierta la plenitud del ánimo y nos ponemos a pensar, nos cuestionamos: ¿Dónde queda el plato de la balanza? Se dice que las comparaciones son odiosas, pero sin titubeos apuntamos que el presente es inseguro y comprobamos que el pasado fue notoriamente diferente, con dirigentes respetuosos de los más Humildes y necesitados de mayor contemplación.- 

¿Será entonces la “Impaciencia” un escudo del Alma? Es entonces que el Pueblo rescata como de las sombras su recuerdo, enciende la pequeña llama que como antorcha va de mano en mano, de casa en casa, pasa de boca en boca y queda en el corazón de todo heredero de aquella Patria Libre, Justa y Soberana.- 

¡Qué bien se ven las cosas cuando abunda la luz Si hasta las sombras desaparecen, se guarecen nuevamente los Traidores a las dignas causas, los sin compasión, los conspicuos detractores proyectan la esencia de cada cual. El Pueblo no es iluso, rara vez se equivoca y si lo hace es producto de la confusión, ya emboscado o abatido. 

En su rumbo, nuestra Esperanza cruza las esquinas, y se rehace “Conductor”. Camina nuestro Partido y no va solitario: lo custodia un pequeñito círculo verdaderamente Humano (que le ofrece todo lo que tiene y su Lealtad), se reencuentra con Afectos, retoma el diálogo, escucha, pone el Alma.-

¡Meta bombo y silbido ¿Qué duda cabe? Viene también silbando baladas que arengan la pasión, entre ellas resuena: “Compañero… los días más felices siempre fueron Peronistas”. Al paso, soslayando gente a contramano todos saludan y reconocen logros duraderos. Las caprichosas cámaras y los semáforos no cumplen sus cometidos porque esa Foto no se enmarca, desborda el Pueblo y se hace realidad la Esperanza.-

El desafío es inmenso. Las necesidades se multiplicaron, no brotó la semilla de la sensibilidad humana, pero no es menos cierto que sobra Pasión, Experiencia y Profesión Política en encumbrados dirigentes. Volver es estar a la altura de las circunstancias, dando rienda suelta a la Doctrina que todo lo contempla y excluye el sufrimiento de los más necesitados de atención y contención.- 

La Doctrina Justicialista es la consigna, pensada en los confines del mundo, para ser aplicada en cualquier parte del Planeta donde se luche por perpetuar la Justicia Social.

Todo por Ella y para ello, debemos acompañar a los que enarbolan todos los días la bandera de los Humildes, a los que se sienten “Descamisados” no obstante Conductores. Los momentos actuales requieren la comunión de voluntades capaces de reivindicar el Justicialismo. Parece mentira que tengamos cubierta de polvo la “Doctrina Justicialista”, pensada por un Argentino para la solución de los problemas de los Argentinos.- En Evita y Perón yace la Militancia y la Conducción. Cada cual en lo suyo y todos juntos JUSTICIALISTAS, al estilo de Evita y de Perón, ni más ni menos. Vamos Tornquist.

 

Dr. José Carlos Corbatta 

DNI Nro. 16.170.560