Ante las declaraciones del Secretario de Desarrollo Dr. Gonzalo Iparraguirre

15/11/2018 14:52:41 | 1390 LECTURAS | LECTORES

Escribe Sergio Marto desde Sierra de la Ventana.

Ante las declaraciones del Secretario de Desarrollo Dr. Gonzalo Iparraguirre, en las que hace hincapié en la inexactitud y falta de fundamentos sobre las observaciones realizadas en su propuesta como programa de gestión, dentro de su eje “Desarrollo Urbano”, donde priorizar las reformas al Código de Ordenamiento necesarias para un crecimiento económico equilibrado y sostenible; me permito realizarle las siguientes observaciones: En primer lugar, concebir como prioridad para desarrollo turístico del distrito, la necesidad de ampliar la zonificación disponible de tierras para la radicación de nuevos emprendimientos, desconociendo la carencia secular de infraestructura y servicios básicos para el normal funcionamiento y sustentabilidad económica de los establecimientos turísticos ya instalados, además de condiciones básicas de satisfacción en las experiencias del turista, resulta tan falto de conocimiento y sentido común, como la de pretender conquistar un corredor bioceánico con Chile, con las rutas de acceso y calles de las dos principales localidades receptivas, totalmente intransitables. Es entendible que para el municipio represente un aumento en la contribución por diferentes tributos, pero no sin antes considerar su responsabilidad intrínseca, sobre la disponibilidad de los servicios esenciales como el agua, luz, gas, manejo de residuos, cloacas, y todo otro aspecto orientado a garantizar esa sustentabilidad económica, social y ambiental, tanto para el nuevo inversor como para el ya instalado. En términos más sencillos, no se puede continuar ampliando el sector privado, sin siquiera tener aún adecuado lo básico desde el sector público. Y es precisamente en esos términos, donde la provincia le baja las objeciones a su propuesta en 3 oportunidades, y que opta finalmente por obviar argumentando tratarse de “una mirada a 700 kilómetros de técnicos sobre algo que pasa acá y que desconocen totalmente”. Dicho esto entonces, pretender oficializar excepciones para validar la venta de terrenos (vaya a saber con qué fin), a través de un sello y/o leyenda “ad referéndum convalidación provincial”, es desconocer que una ordenanza municipal nunca puede contraponerse a una ley provincial vigente, y por lo que deberíamos considerar más grave que el desconocimiento de los que están a 700 kms, es el de nuestras propias autoridades a la vuelta de la esquina. No cabe duda de la inanición de recursos del municipio, y en ese sentido hubieran sido más productivos esos 3 años que le tomó al Secretario de Desarrollo, este expediente de reforma al código territorial, destinarlos a la evidente carencia de gestión, tal como lo exhibe el presupuesto provincial 2019 para nuestro distrito, y comparativamente para la región.  Finalmente, y para sustanciar sus inexactitudes, cuando argumenta que “Este cambio normativo se hizo con el único objetivo de favorecer el desarrollo turístico de Tornquist y Saldungaray porque son los dos accesos que tiene nuestro comarca”, sería oportuno hacerle saber que el principal acceso turístico a la Comarca es la deplorable ruta 76, por donde arriban más del 90% del mercado turístico, en busca de disfrutar de un entorno natural ordenado, transitable y que le brinde una satisfacción que nos redunde a todos, en su retorno y recomendación. Este es el sentido base del desarrollo turístico, fortaleciendo el Prestador de Servicios Turísticos, satisfaciendo el cliente llamado “turista”, y preservando el patrimonio natural y cultural que mueve principalmente la economía del distrito de Tornquist. Sergio MartoSierra de la Ventana